Enorme alud en el Pirineo

admin 2 mayo, 2008 1

Un alud de grandes dimensiones, con más de 500 m de ancho y más de 1000 m de desnivel, recorrió unos 2 km arrasando todo lo que encontró a su paso hasta detenerse muy cerca de La Sarra, acumulándose un espesor de nieve de 10 a 15 m.

La semana pasada se produjo una situación propicia al desencadenamiento de grandes aludes debido a la gran acumulación de nieve sin asentar y al aumento repentino de las temperaturas. Como ya anunciamos en "Cómo estamos de nieve 29/04/08", un enorme alud se precipitó desde el Pico Musales hasta el fondo del valle, cerca de Sallent de Gállego. Esta información nos la proporcionó Ricardo Montoro, con unas fotos bien descriptivas de las enormes proporciones del mismo. Afortunadamente, y queremos pensar que gracias a la concienciación ante estas situaciones de alto riesgo de todos los que visitamos las montañas, no hubo que lamentar víctimas por avalanchas. A continuación os trasmitimos una parte de la interesante noticia aparecida en www.barrabes.com acerca de este tema:

"El pico de Musales, encima de Sallent de Gállego, tiene 2.654 metros de altura. La semana pasada la nieve acumulada en una de sus vertientes se desmoronó casi en su totalidad, arrasando todo lo que encontró en su camino. Según nos informa Ricardo Montoro, hubo un corte en la nieve a unos 80 metros de la cima, a 2.600 metros de altura. Este corte tuvo una longitud de 500 metros. Las cantidades ingentes de nieve se enfilaron por el barranco, y como un tren destrozaron todo lo que encontraron a su paso, al crear una lengua de 10 metros de altura que al principio era sólo nieve, pero que pronto empezó a acumular roca y árboles. Este “mercancías” sólo encontró obstáculo suficiente para detenerse al llegar al fondo del valle, en una zona de prados y bosque, lejana a las cumbres, y situada a tan sólo 5 minutos del embalse de La Sarra, a menos de 1.500 metros de altura.

Según se comenta por el pueblo, desde 1.964 no caía este alud, y desde luego no con tanta fuerza. No estamos acostumbrados por estas latitudes a aludes que descienden desde lo alto de la montaña hasta el fondo del valle, pero las condiciones que ha habido en el Pirineo en los últimos días han propiciado un espectáculo espléndido que demuestra la fuerza de la naturaleza y lo pequeños que somos ante ella."

La fuerza de la naturaleza vuelve a asombrarnos con esta demostración de poder, para recordarnos nuestra insignificancia y advertirnos del delicado equilibrio que supone nuestra existencia.

Fotografías: Ricardo Montoro

Redacción

One Comment »

  1. ?madre mia! 4 mayo, 2008 at 7:53 pm - Reply

    :eek

Leave A Response »