Esquí en el glaciar de La Maladeta

admin 10 junio, 2008 1

Menos frecuentado pero casi tan conocido como el Aneto, La Maladeta o las Maladetas pues es una cresta con tres cimas, presenta unas posibilidades tan buenas como el primero para el esquí. A veces, su glaciar presenta mayor desnivel con nieve y las condiciones se mantienen durante seis meses del año sin exagerar. Y en este mes de junio las condiciones son excelentes…

Está claro que tanto las condiciones de la nieve como la distancia esquiable varía tremendamente del momento que elijamos para subir y bajar este bonito tresmil. Desde enero hasta junio es posible la mayoría de los años, incluso, a veces, antes y después. Enero y febrero, pueden ser demasiado fríos y las condiciones duras, además si la nieve cubre el valle, la aproximación será muy larga desde el Plan del Hospital (1750 m.) y los días cortos. Si no ha sido un invierno de mucha precipitación las grietas del glaciar pueden suponer un peligro al principio de temporada. En marzo, mejor al final, comienza la época más adecuada para la travesía en el macizo de La Maladeta. La primavera es el período óptimo, algunos años de mucha nieve tardía es posible esquiar hasta final de junio e incluso principios de julio, pero cada vez menos.


Vista del Pico de la Mina  (2707 m.) y, en el valle, la zona de acampada de La Besurta desde el refugio de la Renclusa.
FOTOS: E. Ribas

La mejor época
En abril y mayo, la nieve puede llegar muy abajo. Hay que informarse de la situación de los accesos en coche hasta el plan del Hospital o la Besurta. En el plan hay posibilidades de alojamiento y comida en Los Llanos del Hospital. Si la nieve llega hasta aquí, hay que calcular unas dos horas más hasta el refugio de la Renclusa que desde la Besurta. A partir de mayo lo normal es poder acceder en coche hasta este lugar que está a menos de una hora del refugio. Hasta mediados de mayo suele ser posible ponerse los esquís en la Besurta, pero después rápidamente sube el nivel de la nieve con los primeros calores y las lluvias. A primeros de junio ya empieza a ser difícil comenzar a ´foquear` desde el refugio. A partir de entonces, la caminata con los esquís a la espalda, será cada día más larga. A mediados de junio tendremos suerte si nos los calzamos hacia los 2.400 metros.


Ascenso hacia La Maladeta a unos 2600 metros.

La ruta
Como ya se ha adelantado, según cuándo, la ruta comenzará antes o después dependiendo de donde esté la nieve. Durante el invierno y principio de primavera lo normal es comenzar desde los Llanos del Hospital hasta donde se puede llegar en coche, siempre y cuando la nieve no lo impida. Es necesario informarse del estado de los accesos. Esto supone unas dos horas de ascenso hasta el refugio de La Renclusa (2140 m.),  y unos 400 metros más de desnivel. Para el descenso algo más de media hora por un tramo interesante entre el bosque y algunos barranquillos. Si se puede llegar hasta Basurta, alcanzar el refugio es cosa de tres cuartos de hora y unos 250 metros de desnivel.

Lo mejor es dormir en el recientemente reformado refugio de La Renclusa pero cuando los días son largos, si se sale de Besurta, la ascensión a la Maladeta puede realizarse en media jornada sin demasiadas prisas, unas 4 ó 5 horas, sólo subida; cosa difícil si lo que se pretende es el Aneto, entre 6 y 8 horas de subida desde Besurta.

La ruta toma al principio el mismo camino que para subir al Aneto. Es conveniente madrugar, así encontraremos mejor nieve en el descenso y evitaremos las frecuentes tormentas vespertinas de final de primavera y verano. Con suerte podremos ponernos los esquís en el refugio, lo normal es que la nieve esté muy dura hasta que el sol la caliente, por lo que habrá que contar con poner las cuchillas o, incluso, muchas veces es más cómodo y seguro comenzar con los crampones calzados y los esquís en la mochila.

No está de más comenzar la ascensión de noche o con la alborada, si hay nieve casi seguro que habrá huella, sino, la primera parte será un poco incómoda, el terreno son canchales y riachuelos de deshielo y la cuesta empinada. Se parte con rumbo sur, alcanzando altura rápidamente y con dirección a la cresta de los Portillones, que no hace falta alcanzar, entre piedras y neveros. En hora y media se alcanza la Roca del Marqués, un gran bloque cuadradote que está a unos 2.500 metros de altitud, bajo las paredes superiores del pico de La Renclusa en su unión con el pico del Portillón. Desde aquí parte hacia la izquierda (sudeste) la ruta al Aneto por le Portillón Inferior, nosotros continuaremos con el rumbo sur hacia el fondo del circo, por un terreno más cómodo y donde la  nieve está asegurada casi hasta julio.

Se asciende por el fondo de una evidente cuenca glaciar con pendiente moderada al principio que se levanta un poco más hacia los 2700 metros de altitud. Un poco más arriba, a unos 2800 m. el camino normal al Aneto, tuerce a la izquierda (este-sudeste) para ir a buscar el Portillón Superior (2850 m.) que da paso a la cuenca del glaciar del Aneto. Para subir a La Maladeta, seguiremos recto, continuando el rumbo sur, se abandona la frecuentada ruta a la máxima altura de los Pirineos y se continúa por un terreno más solitario llegando hasta el límite inferior del glaciar de las Maladetas. Con un par de subidas  pronunciadas entre otras más suaves, se alcanzan los 3000 metros, después de unas dos horas y media de ascensión desde el refugio de la Renclusa. El último repecho del glaciar no parece muy empinado pero engaña, es una ladera redondeada que parece no terminar nunca, desde aquí y ya desde antes, la cima de La Maladeta Oriental domina el horizonte que tenemos al frente.


Foqueando hacia la cima
, hacia los 2700 metros de altitud, en la parte que ya es más cómoda con la cima de La Maladeta presidiendo.

Por fin, la cuesta se modera e incluso llanea un poco antes de terminar en el frente norte de la montaña, bajo la cima, donde suelen dejarse los esquís antes de afrontar la trepada final. Según la cantidad de nieve y su acumulación, la ´famosa` Rimaya puede quedar al descubierto y estar más o menos abierta. Mucha precaución al final de temporada, encordarse es una medida aconsejable incluso aunque esté bastante tapada.

Desde el glaciar se accede al pico subiendo primero al collado que hay a su derecha (oeste) por una evidente pala (40º – 45º ) de terreno mixto que si está muy cargada de nieve puede presentar riesgo de desprendimientos. Una vez superada esta dificultad, se llega al collado y desde aquí a la izquierda (este) hasta la cima por una cómoda y amplia arista. Desde el refugio tres horas y media o algo más. Las vistas desde los 3308 metros de La Maladeta Oriental son casi tan impresionantes como las del vecino Aneto pues estaremos a caballo de los dos mayores glaciares del Pirineo, sobre el macizo más alto, con otros tresmiles a derecha e izquierda y casi en el centro de la cordillera que parece extenderse sin fin de oriente a occidente.


Mirando el descenso.

El descenso
Lo normal es bajar de la cima al Collado (terreno sencillo) y luego hasta el llano anterior a la Rimaya destrepando (piolet, cuerda y crampones). Es lo más seguro. Aunque si la pala del Collado a la Rimaya tiene una nieve estable y somos muy buenos esquiadores, se puede bajar esquiando. Giros obligados y bastante exposición (S5 Traynard – S4.3 Volo). Insistimos: sólo para expertos.


Salto en el punto más alto del glaciar de La Maladeta desde donde comienza el descenso
.

Si lo nuestro no es el alpinismo o la pala del Collado de la Rimaya está en malas condiciones o la rimaya muy abierta, podemos dejar para otro momento la cima y conformarnos con haber subido hasta lo alto del glaciar a unos 3.175 metros, que no es poco. El descenso por el glaciar con visibilidad es soberbio, se comienza con poca pendiente y una amplitud tremenda, se puede ir rápido y permite unos giros de ´gigante`. Incluso en junio, como nos ocurrió cuando realizamos este reportaje, se puede llegar a encontrar buena nieve si ha caído recientemente.


A unos 2700, en los últimos metros del glaciar, pero todavía con mucha nieve por delante.

Se puede bajar deshaciendo la ruta de ascenso, pero recomendamos bajar por la cuenca del torrente del Diente, más a la derecha (sentido del descenso), con rumbo noroeste hasta los 2800 metros donde tornaremos al norte por la evidente cuenca. Lo normal al final de temporada es que la nieve se vaya tornando pesada y pastosa para luego pasar a húmeda y podrida, en abril y mayo puede haber muy buena nieve todo el camino, aunque también la podemos encontrar dura, pero como la inclinación no es mucha – máximo 25 o 30º – no suele suponer mucho problema.

La canal del torrente del Diente se une a la del torrente del Alba hacia los 2300 metros, hasta aquí pudimos esquiar el 12 de junio de 2007, después de cuatro horas de ascenso y menos de una de descenso. Un magnífico broche final para la temporada.

Ya sin nieve, se continúa por el fondo del valle con rumbo este, se bordea el lago de Paderna y se desciende por mal sendero hasta el refugio de la Renclusa entre pinos, rocas y barranquillos cercanos al torrente. Si hay nieve para poder esquiar, es un terreno más exigente, mucho más juguetón y con virajes obligados. Lo mismo que para bajar esquiando a Besurta o incluso al plan del Hospital desde el refugio, en esta última parte habrá que tener precaución de no confundir el camino y enriscarnos en algún cortado o liarnos en el pinar, aunque el camino suele estar muy marcado por huellas de esquís.


Bordeando el final del lago de Paderna en un ambiente otoñal más que de final de primavera. Al fondo la Tuca de Bargas.

Desde La Besurta, se puede ver casi todo el camino de subida y gran parte del descenso realizado. Una satisfacción para recordar. En junio, el contraste entre los esquiadores y los muchos montañeros y turistas en pantalón corto y camiseta del valle siempre es curioso y nos hará sentir privilegiados. ¡Gracias Maladeta!

FICHA
– Primer ascenso: Septiembre de 1817. Friedich Von Parrot y el guía Pierre Barrau.
– Cuándo: enero a principios de julio. Óptimo entre final de marzo a final de mayo.
– Tiempo: estimación ascenso y descenso sin contar paradas, buena nieve, buen tiempo y buen estado físico. Desde los Llanos del Hospital: 8-10 horas; desde Besurta: 6-7; desde el refugio de La Renclusa: 4,30-6
– Alojamientos: Llanos del Hospital y refugio de La Renclusa. En el pueblo de Benasque hay una gran oferta hotelera. – Información:
Refugio de la Renclusa
www.fam.es/comites/refugios/refugiorenclusa.htm
www.madteam.net/refugios/84.Renclusa
Es conveniente informarse de su calendario y reservar pernocta y comidas.
Hotel Llanos del Hospital.
www.llanosdelhospital.com
Turismo de Benasque:
www.redaragon.com/paginas/tur/info.asp
– Mapas: Maladeta Aneto 1:25.000 de la editorial Alpina
– Compañía de Guías de Montaña de Benasque:
www.guiasbenasque.com

 

One Comment »

  1. ole 9 diciembre, 2010 at 7:13 pm - Reply

    pedazo de articulo q me enqntro d rpnte gracias!

Leave A Response »