Ferran Terra en Beaver Creek

admin 7 diciembre, 2010 0

Ferran Terra esperaba con muchas ganas poner un buen broche a su debut norteamericano en Beaver Creek. Tras finalizar en una 34ª posición en el Super G del sábado (su mejor clasificación de siempre en una prueba de la Copa del Mundo), apenas a 8 centésimas de estar entre los 30 mejores, el domingo le esperaba un Gigante en el que tenía puestas muchas esperanzas, ya que si lograba una buena primera manga, tendría la oportunidad de bajar la segunda, algo que no ha conseguido un esquiador español desde hace mucho tiempo.

Pero a Terra le salió mal la jugada y no pudo finalizar el recorrido, como les ocurrió a otros seis corredores. No obstante, los tiempos intermedios del catalán le dejaban realmente cerca del corte de los 30 primeros antes de salirse del trazado poco antes de entrar en meta.


 
En un día nublado y a 3 grados positivos de temperatura, Terra no pudo acabar la carrera y, por tanto, quedó descalificado, sin opción de afrontar la segunda bajada debido a una pista sumamente castigada para los dorsales altos. Terra sabe que debe bajar a fondo en cada una de sus participaciones en Copa del Mundo y a eso se suma unas pistas generalmente deterioradas lo que obliga a los jóvenes que aspiran a puntuar en el Circo Blanco a arriesgar al máximo.
 
Sumadas las dos mangas, el triunfo correspondió al estadounidense Ted Ligety con un total de 2m37s67, por delante del noruego Jansrud Kjetil (2m38s49) y del austriaco Marcel Hirscher (2m38s91). Un podio extraño pero que, en el primer cajón, supuso un gran día para el esquí de Estados Unidos, con Ligety venciendo en Beaver Creek y con Lidnsey Vonn haciendo lo propio en el Super G de Lake Louise.
 
“¡Qué le vamos a hacer! Es lo que tiene este deporte, que un día te sale todo bastante bien, como en el Super G del sábado y, al siguiente, te quedas fuera, como hoy en el Gigante”, se lamentaba Terra. “De cualquier manera, vuelvo a casa contento con mi actuación del otro día, con haber competido en esta pista tan famosa, Birds of Prey, y con haber debutado en Beaver Creek, una de las estaciones emblemáticas para todo velocista. Me hubiese gustado haber podido hacer el Descenso del viernes (fue suspendido a causa del viento), pero hay cosas en esquí que uno no puede controlar”.
 
Terra tenía intención de volar el mismo domingo, aunque en su caso el destino era Barcelona, solucionados ya los problemas de tráfico aéreo en España. El próximo fin de semana, Terra no competirá en Val d’Isere, puesto que en la estación francesa se disputan un Gigante y un Slalom, y el es eminentemente velocista. Será en la posterior, en Val Gardena (Italia), donde afronte un Descenso y un Super Gigante con el objetivo de demostrar que este puede ser un gran año para él.

Leave A Response »