Material de protección ante avalanchas: Sondas

admin 7 enero, 2014 0
Material de protección ante avalanchas: Sondas

Seguimos con los avances y escaparates de material de esquí, y ahora es el turno de otro elemento de seguridad que además por su utilidad y ligereza, no podemos dejar de llevarla en nuestras actividades invernales: la sonda. Te explicamos las características, la forma de uso y te presentamos cuatro modelos.

Y ya que hemos comenzado con el material de seguridad, después de los ARVAS, tocan las sondas:


Una vez localizada la zona de enterramiento de la víctima con el Arva, precisaremos el lugar exacto en el que se encuentra gracias a la sonda.
Introduciremos ésta perpendicularmente a la superficie de la nieve, hasta el fondo, de tal manera que seamos capaces de sentir el cuerpo de la víctima. Iremos peinando la zona indicada por el Arva, dejando un espacio entre pinchazos de 20 cm, dibujando una cuadrícula en la superficie de la nieve. Una vez localizado el cuerpo, procedemos a desenterrarlo con la pala.


Prácticas con sonda en Innsbruck
FOTO:
FJ González

La sonda es una varilla telescópica
cuyos tramos se ensamblan de forma parecida a los mástiles de una tienda de campaña, y acabadas con una punta metálica para facilitar su penetración en la nieve.

Su longitud desplegada es de entre 2 m y 3 m, y están fabricados en aleaciones de aluminio, acero o fibra de carbono. Debemos prestar atención al sistema de bloqueo de las varillas cuando la tenemos desplegada.

Este sistema debe ser lo suficientemente robusto para que sus tramos no se desacoplen al extraer la sonda de la nieve, especialmente si hay capas duras en las que se pueda enganchar:

Algunos sistemas de bloqueo están fabricados con un cordino por el interior de la sonda, y que bloquea el acoplamiento de los tubos al tensar y estrangular un pequeño nudo contra la cabeza del último tramo de tubo. Resulta poco fiable debido a la elasticidad del cordino que puede provocar el desacoplamiento de algún tramo.
Otros sistemas más fiables llevan un cable de acero con una pieza metálica en el extremo, cuyas patillas se bloquean e impiden que los tramos se desacoplen accidentalmente.

La sonda nos puede servir para realizar un examen somero de las distintas capas del manto nivoso y localizar capas débiles, de poca cohesión, susceptibles de desencadenar un alud. Pueden ser útiles también para construir un vivac improvisado a modo de mástil de sujeción.

Resumiendo, que por su utilidad y ligereza, no podemos dejar de llevarla en nuestras actividades invernales.

Leave A Response »