Nieve de verano

admin 25 mayo, 2007 0

Una vez que llega el verano los amantes de la nieve no tenemos por qué resistirnos a enfundar nuestras tablas hasta la temporada siguiente. Aunque todas las estaciones de la Península hayan cerrado, todavía nos quedan posibilidades de disfrutar de nuestro deporte favorito, incluso en plenos meses estivales.

 Las posibilidades son además -aunque parezca mentira- muy numerosas y variadas, y se pueden ajustar a distintos presupuestos.

El snowboard de verano, contrariamente a lo que muchos piensan, no es una actividad reservada a profesionales o fanáticos. Es una opción cada vez más popular entre aficionados amateurs e incluso hay gente que se inicia al deporte en verano, aunque hay que decir que esto último no sea lo más recomendable. Las razones son muchas. Primero es una gran oportunidad de no perder el hilo a las mejoras técnicas que hemos adquirido en el invierno, además de ser una buena manera de mantener la forma física. Por otro lado en verano la práctica del snowboard es compatible con muchas otras actividades y, por último, supone otra forma de turismo al permitir conocer lugares, paisajes y ambientes típicamente invernales en otra época del año.

Foto: Cortesía de OT Saas Fee

Snowboard de montaña
Para empezar la opción menos popular, pero no por ello menos recomendable: el snowboard de montaña. A pesar de que la totalidad de las estaciones en España y Andorra ya están cerradas, la mayor parte de los sistemas montañosos de la Península todavía tienen algo de nieve para poder permitirse el lujo de darse unas bajadas, eso si, con caminata previa de por medio. Según haya sido la temporada la nieve puede aguantar en mayor o menor medida, y en más o menos montañas. Para disfrutar de esta opción es indispensable el equipo apropiado, conocimientos técnicos y, sin duda, una buena forma física.

Estaciones en el hemisferio norte
En el mes de junio todavía se puede esquiar o surfear en alguna estación del hemisferio norte, como Riksgränsen, trescientos kilómetros al norte de Círculo Polar Ártico. Este hecho permite esquiar a medianoche con plena luz solar durante un par de semanas al año en unos paisajes realmente espectaculares.
Más al sur, en Alemania, tenemos Garmisch. Es una estación de sobra conocida por los adeptos al freestyle, ya que el estupendo snowpark que se monta todas las temporadas sirve de lugar de entrenamiento de numerosos equipos de snowboard. Y no nos podemos olvidar del glaciar de moda: Dachstein, en Austria, donde esta primavera tienen un snowpark de lo más variado y cañero.

www.riksgransen.nu
www.garmisch-partenkirchen.de
http://www.dachstein.at/

Vista desde el glaciar austriaco de Stubai
Foto:
FJ González

Glaciares 
Sin duda la opción estrella de aquellos dispuestos a deslizarse sobre nieve en verano: los glaciares. En todos los países alpinos hay como mínimo un glaciar con la suficiente nieve como para abrir unas cuantas pistas en verano: Italia, Suiza, Francia, Austria…
A pesar de que el calentamiento global del planeta está logrando un retroceso constante de los glaciares, todavía hay tiempo para disfrutarlos; y quien sabe, quizás en un futuro próximo desgraciadamente no pueda ser así…

Lago en un glaciar
Foto: FJ González

Uno de los grandes atractivos de los glaciares de verano es la cantidad de deportes y actividades que se pueden realizar en las estaciones por las tardes. A un glaciar hay que subir muy temprano por la mañana para poder disfrutar de la nieve en condiciones óptimas antes de que se vuelva auténtica nieve “de pescadería”, y por lo tanto también se deja de esquiar mucho antes que en invierno. Esto, unido a que hay más horas de luz que hay en verano, hace que todavía tengamos mucho tiempo libre para disfrutar por las tardes. Y para ello están preparadas todas las estaciones, que ofertan un amplío abanico de actividades, muchas de ellas incluidas en el forfait: piscina, patinaje sobre hielo, golf, tiro con arco, vela, skateboard… O el que es sin duda el deporte estrella en verano: la mountaing bike. Imaginaros cualquier estación alpina en la que las pistas de esquí se convierten en pistas de bicicleta de montaña, perfectamente balizadas y señalizadas… ¡Un auténtico paraíso del descenso!

Vista desde el glaciar de 2Alpes
Foto: FJ González

El snowboard en glaciares conlleva una serie de precauciones que hay que tener en cuenta. Para empezar hay que saber que la mayoría de los glaciares están por encima de los tres mil metros de altura, lo que provoca que el cuerpo asimile menos oxígeno del aire. Esto produce habitualmente una sensación de cansancio irremediable, pero que con los días va disminuyendo. En otras ocasiones puede producir mareos e incluso nauseas y vómitos. Para evitarlo hay ciertas medidas que nos pueden ayudar, como un abundante y nutritivo desayuno antes de subir a pistas y una constante hidratación. Además es muy conveniente subir con complementos como barritas energéticas, frutos secos o chocolatinas. Por otro lado, siempre hay que aplicarse una protección solar de máxima graduación en cara y labios, además de nunca jamás olvidar las gafas de sol. Las radiaciones solares en verano en un glaciar ¡son de lo más agresivas que se pueda imaginar! Y en cuanto a la ropa, no hay que cometer el frecuente error de pensar que no nos harán falta las ropas más abrigadas, ya que aunque estemos en julio o agosto, incluso es posible ¡que algún día que otro incluso nieve!

Foto: BASE Camp @ Solden

Camps
No hay glaciar europeo que se precie en el que no haya algún camp. ¿Qué son los camps? Pues más o menos la abreviación de “campamento”, muy similares a los que muchos de nosotros hemos acudido de pequeños, pero estos enfocados a la práctica del esquí o el snowboard. Su duración duele ser de una semana, y es el producto ideal para todos aquellos deseosos de mejorar técnicamente, ya que riders profesionales imparten clases diarias en las pistas y snowparks de los glaciares, además de complementar la práctica con clases teóricas por las tardes. Otras actividades que suelen ir incluidas en los camps son los test de material de la temporada siguiente, video-correcciones, cama elástica, excursiones y, como no, fiestas por las noches.
Hoy en día la oferta de camps es abrumadora, como consecuencia de la creciente demanda del producto. Sólo en la estación francesa de 2alpes hay cinco camps españoles, por lo que sólo hay que informarse un poco para dar con el que más se ajuste a lo que buscamos. Si no necesitamos que el camp sea impartido por españoles, las posibilidades se multiplican.

Fer Natalucci en 2Alpes
Foto:
FJ González

Reserva tu camp en 2Alpes: AEDE
Reserva tu camp en 2Alpes: LANDING

Hemisferio Sur
¿Viajar hasta el otro lado del globo sólo para surfear? Es la opción más cara pero con todo el atractivo turístico de visitar otros países como pueden ser Argentina, Chile, Australia o Nueva Zelanda. Entre Sudamérica y Oceanía hay más de veinte estaciones entre las que elegir, aunque hoy en día la opción más económica y asequible está en Sudamérica en general, y Argentina en particular, ya que el cambio de moneda nos favorece enormemente a los europeos, y es posible disfrutar de un mes de snowboard por lo mismo que cuesta un crucero de una semana en el caribe…
Algunas de las estaciones más importantes son Bariloche y Las Leñas en Argentina, Valle Nevado y Termas de Chillán en Chile, Coronet Peak y Mt. Hutt en Nueva Zelanda, y Thredbo y Mt. Hotham en Australia.

Israel Criado enLas Leñas
Foto: FJ González

Reserva tu viaje en Sudamérica: Winternomads

Madrid Snow Zone
Y por último pero no menos importante, la famosa pista de nieve artificial en Madrid, en la que haga el calor que haga, tendremos una pista con distintos módulos en los que quitarnos el mono fácil y rápidamente. Además es un sitio ideal para perfeccionar el freestyle, ya que en una hora es posible ejecutar el mismo truco en los mismo módulos ¡durante más veces de lo que lo harías en una estación invernal en una semana!

Foto: FJ González

www.madridsnowzone.com

Si vamos por Europa de vacaciones hay más de doscientas pistas artificiales entre el Reino Unido, Bélgica y Holanda. Nunca se sabe, es otra opción, esperemos que no la única en el futuro

 

Leave A Response »