Para el dolor, ¡Compeed!

admin 12 enero, 2011 0

Con una larga trayectoria y experiencia en el cuidado de los pies y en la prevención y tratamiento de las ampollas o fricciones, COMPEED® ha seleccionado los productos que mejor se adaptan a las necesidades de los aficionados al esquí aprovechando el inicio de una nueva temporada de invierno.

El mejor descenso, las mejores condiciones de pista y meteorológicas, la mejor jornada de esquí del año o incluso de su vida, se puede presentar en cualquier momento para cualquier esquiador y nadie debería detenerse en la consecución de sus sueños.    

Eliminar cualquier pequeña molestia o dolor de sus pies es la clave que garantiza unos descensos en los que poder disfrutar de todas las increíbles sensaciones que aporta este deporte. Sentir la velocidad y el deslizamiento de nuestros esquís por las pistas, fusionando nuestra actividad con la naturaleza, confiere a esta actividad emociones únicas, y COMPEED® quiere estar al lado de todos aquellos que luchan por que nada les detenga en la consecución de sus metas.

Zonas clave

La mayoría de ampollas o abrasiones que se producen durante la práctica del esquí aparecen en dos zonas: talón y empeine. En ambos casos la mala elección de la bota o el calcetín son los originarios de la aparición de las molestas ampollas. Pero no siempre es posible elegir un botín que se adapte 100% a la forma de nuestro pie y nos ayude a evitar problemas.

Si la bota en la zona del talón es ligeramente más ancha de lo que el usuario necesita, el roce provocado por el continuo desplazamiento del pie en su interior está asegurado. Si la zona, por el contrario, es demasiado pequeña, oprime la piel que envuelve al talón provocando también la aparición de insoportables molestias.

Lo mismo ocurre con la zona del empeine: elegir una bota demasiado grande, hará que en los descensos o el los cambios de cantos los pies friccionen por su parte superior con la bota. Si en cambio, el botín se elige demasiado justo, la opresión será la responsable de las abrasiones.


Dolor de tibia

El dolor que los esquiadores sufren en la zona de la tibia provocado por la propia práctica de este deporte cuando la articulación, en el momento de la flexión, ejerce presión sobre la caña de la bota, suele ser una de las quejas más comunes.

El dolor se acentúa sobre todo en las primeras prácticas de la temporada. Los apósitos de COMPEED®, todos ellos con tecnología hidrocoloide, pueden ser clave en ese momento por la amortiguación que ejercen sobre el punto de dolor, evitando las molestias en la tibia gracias a la extensa zona que cubren y su fácil colocación. Además, su excelente fijación, con incluso tres días de duración, garantiza su permanencia incluso para aquellos practicantes con mayor técnica, nivel y exigencia.

COMPEED® facilita que nada detenga a los amantes de este deporte
en estos meses del año en los que deben aprovechar al máximo el buen estado de las pistas. Se culmina  una larga espera,  las mejores oportunidades se presentan y COMPEED® está convencido de que no hay que dejarlas escapar.

Leave A Response »