Pyrenair: 9,2 millones de euros generados

admin 26 mayo, 2010 0

Pyrenair ha cerrado la temporada de invierno, tras catorce semanas de operación, con 31.432 esquiadores, casi 6.500 más que la temporada anterior, lo que significa un crecimiento del 25,73 por ciento, según ha informado el presidente de Pyrenair, Hugo Puigdefábregas en una rueda de prensa celebrada hoy en Huesca, a la que también ha asistido el consejero de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga.


 

Si se atiende a la estancia media de los usuarios de Pyrenair en Huesca, la cifra se sitúa en torno a las cuatro noches, más de un punto porcentual por encima de la media registrada por el Instituto Nacional de Estadística, según sus datos oficiales.

Con su actividad, la Compañía ha generado en los valles del Alto Aragón, en su campaña de vuelos, un total de 9.180.480 euros, en el conjunto de gastos directos e indirectos de sus usuarios, con una repercusión de 4.059.968 euros en la Comarca de la Jacetania (44,22 por ciento) y 4.948.524 euros en la zona del Alto Gállego (53,90 por ciento), así como una cifra de 169.652 euros en la Comarca de la Ribagoza, penalizado tradicionalmente por su lejanía respecto al aeropuerto de Huesca-Pirineos.

Entendido como medio de transporte para quienes desean viajar con origen o destino a Huesca, el avión crece este año con cifras que alcanzan los 1.000 pasajeros que lo utilizan por semana, llegando a superar al AVE en el caso de Madrid. El avión oferta, además, conexiones directas inexistentes para Huesca fuera de temporada, como son las ciudades de A Coruña, Palma de Mallorca y Canarias.

VUELOS OPERADOS

En una temporada en que se ha primado la eficiencia, tanto en operaciones, como en estructura y comercialización, se han operado 180 vuelos, frente a los 194 de la temporada anterior, mientras la operativa terrestre –desplazamientos de los usuarios hasta los centros invernales– ha sumado 358 traslados. La flexibilidad y eficacia de la compañía ha permitido, pese a la reducción, incrementar el número de pernoctas y de usuarios.

Atendiendo a las rutas, durante campaña de esquí 2009-2010, Pyrenair ha conectado con el Pirineo aragonés las ciudades de A Coruña, Madrid, Valencia, Palma de Mallorca y -vía Madrid- Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria. La ocupación media ha sido del 71 por ciento de las plazas ofertadas, destacando la cifra del 91 por ciento en la ruta de A Coruña, que repite como la más exitosa.

En cuanto a la comercialización del producto, que este año incluía por primera vez la gestión de paquetes completos de esquí, con vuelos, alojamientos y todos los servicios, más del 60 por ciento responde a la venta de Pyrenair a través de su propio canal, lo que indica una tendencia de compra directa que crece cada año.

Acerca del perfil del usuario, Pyrenair ha incrementado este año el potencial en el cliente individual, de perfil medio y elevado, a juzgar por la reserva media, que ronda los 650 euros. Por otra parte, en el cliente de grupos, destacan de nuevo los escolares e incentivos, que se han puesto en marcha esta temporada con el fin de ofrecer un producto para colectivos con un carácter más exclusivo y de mayor nivel.

Finalizada definitivamente la temporada 2009/2010, Pyrenair trabaja ya en la planificación de la próxima, en la que se abre un nuevo escenario donde la marca cobra todo su sentido y comienza a actuar como el vertebrador global de la industria del turismo activo invernal.

Esta situación incluirá un proceso de expansión con la inclusión de la operación regular en los aeropuertos de Lleida-Alguaire y Tarbes. Se prevé que la programación en estas infraestructuras permitirá un crecimiento, tanto en usuarios como en destinos –Pirineo francés, catalán y Andorra–, pero también un refuerzo de zonas de Huesca, como es la Comarca de la Ribagorza, que se beneficiará ahora de su localización, más favorable ahora a la conexión a través de este aeródromo.

El pasado día 4 de abril finalizó la tercera temporada de Pyrenair, tras 14 semanas de operación, temporada que daba comienzo el 27 de diciembre de 2009. En un año con buena cantidad y calidad de nieve, el mal tiempo localizado en fechas clave, así como la situación económica y financiera generalizada, ha dejado notar sus efectos entre los esquiadores.

Fuente: Europa Press

Leave A Response »