Team de Head en Copa del Mundo

admin 22 diciembre, 2010 0

Los esquiadores HEAD se imponen en las pruebas de la Copa del Mundo de este fin de semana, disputadas en Alta Badia (Italia) y Val d’Isere (Francia). Ted Ligety ganó en Alta Badia y Lindsay Vonn en Val d’Isere. Lindsay Vonn ha sido elegida por la agencia Associated Press como Atleta del Año 2010.

El estadounidense Ted Ligety, con esquís HEAD, ganó su tercera prueba en la Copa del Mundo de esquí alpino de esta temporada en el eslalon gigante de Alta Badia, tomando además el liderato en la general de la Copa del Mundo. Ligety se sigue manteniendo invicto en lo que va de año y aumenta su estela de hombre a batir. El norteamericano achacó esta sensacional racha de resultados a un mejor estado de forma respecto a 2009 y también al buen rendimiento que le están dando sus esquís.

Ligety debutó este año en las pruebas de Copa del Mundo hace apenas tres semanas, en las montañas de Beaver Creek (Estados Unidos) haciéndose con la victoria en el slalom gigante. Desde allí se trasladó hasta Val d’Isère, donde también fue el mejor, y finalmente este pasado fin de semana logró su sensacional triplete y el aumento de su imbatibilidad.

“Ted está esquiando de una forma asombrosa” reflexionó su compañero en HEAD Bode Miller. “Cuando alguien esquía de este modo es realmente difícil batirle” matizó Miller tras completar una discreta actuación quedando dos segundos por detrás del vencedor. Ligety lidera la clasificación general de la Copa del Mundo con 321 puntos,  mientras que Didier Cuche, también con esquís HEAD, ha logrado escalar ya hasta la tercera posición.

Vonn prolonga su sonrisa
Por segunda semana consecutiva, la estadounidense Lindsay Vonn se hizo con la victoria en la prueba de la Copa del Mundo programada  en el calendario. Vonn, subida también a sus esquís HEAD, sigue demostrando la ambición con la que tras su carismática sonrisa encara cada una de las competiciones en la que toma parte.

Tras haberse proclamado campeona olímpica en el descenso de los Juegos Olímpicos de Vancouver y haberse hecho con la victoria en la pasada edición de la Copa del Mundo, la esquiadora más popular del momento ha tomado las riendas de este nueva temporada con dos victorias consecutivas que le aúpan a lo más alto de la clasificación general.
Su último zarpazo tuvo lugar este pasado fin de semana en las pistas de Val d’Isère, en Francia, donde ganó la Super Combinada. Esta es ya la tercera victoria de Vonn en lo que va de temporada, habiendo ganado, además, en tres disciplinas distintas.

Yo estoy muy contenta con este fin de semana. No podía haberme ido mejor", dijo Vonn. "No me he entrenado mucho en slalom desde las carreras en Aspen, aunque me sentí confiada, pero no estaba segura de cómo me iba a ir. Definitivamente estaba muy nerviosa al inicio”.

Las esquiadoras HEAD son por el momento las claras dominadoras de la Copa del Mundo, copando ya las tres primeras posiciones de la clasificación general. Tras el primer puesto ocupado por Lindsay Vonn aparecen la alemana Maria Riesch y la austríaca Elisabeth Goergl, que en Val d’Isère fue segunda.

La tecnología KERS en sus esquís Supershape
Los esquiadores HEAD que están tomando parte en esta Copa del Mundo, se están beneficiando de la tecnología KERS en sus esquís de la gama Racing, con los diferentes modelos Supershape que también están al alcance de cualquier consumidor y practicante de este deporte.

KERS funciona como un turboalimentador que confiere potencia y aceleración adicionales al aportar rigidez en el extremo posterior del esquí en los giros hacia fuera. Se trata de un sistema electrónico completamente automático e integrado. Los esquís con la tecnología KERS experimentan una flexión máxima al final de un giro. En ese momento, un microchip libera energía en las fibras de la parte posterior del esquí aumentando su rigidez. Se aumenta así el rebote para una mejor aceleración al final del giro.

La clave de todo su funcionamiento es que KERS no influye en la rigidez de torsión del esquí sino que potencia la flexión longitudinal de ellos.  En función del patrón de flexibilidad de los diferentes modelos, los sensores integrados en los esquís responden según la programación previa: cuanto más agresivo debe ser el esquí, tanto más aumentará la rigidez de la parte posterior.

Incorporan la tecnología KERS los modelos de la colección Racing
, destinados a los esquiadores con mayor nivel capaces de enfrentarse a las pistas de mayor dificultad técnica. Seis modelos distintos componen la gama.

Leave A Response »