WSS: Engorile amateur en la Nitro Night Session

admin 25 enero, 2006 0

Personalmente, desde la Surfito Classic del 2004 no veía una situación de “engorile” en una competición de snowboard como la que vi el pasado sábado durante la Nitro Night Session

Si el futuro del snowboard profesional está en las manos de los amateurs de hoy en día, creo sinceramente que no va a faltar de qué ni de quién hablar en el futuro! Y no porque haya visto unos trucazos de quitarse el sombrero (que alguno también hubo), sino porque las ganas y motivación que ponen son increíbles…

 

Partimos el viernes desde Madrid hacía la patria querida, ni más ni menos que a la estación de Valgrande-Pajares, en la que por tercer año consecutivo se celebraba prueba que sirve de pistoletazo de salida al Circuito WSS: la Nitro Night Session.

Llegamos bien entrada la noche, y nos alojaron en un cuarto de albergue con olor a perejil del bueno junto a veinte personas más que ya estaban bien dormidas. Como no llevábamos saco de dormir fue bastante aparatoso tener que hacerse las camas sin encender la luz y, todo hay que decirlo, algo mamaos.

El nuevo día iba a traernos una jornada de las que hacen que adores el snowboard. Pajares amanecía con un sol radiante, nada habitual por esas latitudes. El chiringuito que Nitro había montado para la ocasión ya estaba listo: los módulos preparados, la carpa levantada y la música sonando y haciendo bailar a los palis de la cola del remonte al ritmo de Guns N´ Roses, The Cure, Dr.Dre

Lo bueno de las sesiones nocturnas es que queda el día libre para ripar un poco, aunque sea con la cámara a cuestas. Y aunque la estación no estaba precisamente petada de nieve como otros años, pudimos disfrutar de unas cuantas pistas de lo más divertidas junto a Teko y un grupo de locales de San Isidro que andaban por allí y con los que fue un placer surfear.

La estación tiene algún que otro módulo por las pistas. Nos encontramos un cajón y una barandilla en la zona superior y un rail curvo en la zona intermedia. Precisamente en esa zona fue donde acabamos haciendo una mini sesión con una valla pegada a una pista, que Teko no dudó ni un segundo en saltarse a la primera de cambio con su característico “gansta style”.

Y bueno, con la tarde llegaron muchos más riders invitados y amateurs que poco a poco iban acrecentando la lista hasta los definitivos 65 inscritos. Entre los riders invitados estaban Aleks Sanz, Jonathan Iglesias, Gustavo Cordero, Pitu, Teko… y la única jabata del evento, Cristina Morente, del team Snow Navarra y YOsurfera, que demostró una gran garra y motivación a lo largo de la prueba.

Cerró la estación, y poco a poco se fue acercando la gente hasta el circuito preparado para la ocasión. Mucho público, más del que esperaba ver, quizás porque hacía muy bueno y porque en Pajares, de no ser por este evento, no debe haber muchas oportunidades de ver buen snowboard en directo.

Y llegó la noche, y con ella evidentemente la Night Session. El circuito lo componían dos líneas de rails, construidos por la empresa asturiana Bonus Track. La primera línea la formaban un rail plano-bajada-plano, seguido de un plano-bajada; y la segunda un rail plano seguido de un cajón también plano. Ambas líneas desembocaban en un cajón curvo peraltado que cerraba el circuito. Los riders disponían de un arrastre para subir de nuevo abierto especialmente para la ocasión. Sin embargo muchos preferían subir el circuito andando… Esto originó alguna que otra reprimenda por parte de Acid Speaker, que se cansó de advertir a la peña que el arrastre estaba para utilizarlo. Y es que… cuando no hay arrastre nos quejamos, y cuando lo hay no lo usamos…En fin, algo de rebeldía hay inherente al snowboard.

Y empezó la sesión de los riders invitados, al son de la música, y al son de Acid Speaker. Gustavo Cordero y su ya clásico 5-0, Jonathan de backside tailslide y más, Teko y Aleks Sanz dándolo a todo con estilo (Teko acabó con el hombro desgarrado), y mención especial para Cristina Morente, que demostró una gran garra y motivación, talegueando duramente a veces, pero otras muchas levantando los aplausos del público.


Gustavo de 5-0

Y al acabar la sesión de los riders invitados vino el gran “engorile”. Se notaba que los muchachos tenían ganas, porque nada más dar el pistoletazo de salida lo que se vio en el circuito fue de película (próximamente en Boardbox.tv). Todos se lanzaron a machete, sin esperar turno, sin compasión, por las dos líneas, descontrol, incluso peligro… Ni siquiera Acid Speaker pudo pararlo en los primeros momentos: 5050 por aquí, bores por allá, talegos, sin haberse levantado ya había otro en el rail contiguo de gap a bores, por detrás llegaban más, y no iban a parase ante nada ni nadie! La verdad es que el público también nos engorilamos y empezamos a gritar como locos; pero lo cierto es que la situación era peligrosa para ellos mismos, e incluso para el público, porque además alguno que otro se fue contra las vallas…

Finalmente Acid Speaker puso orden en el asunto, y los riders empezaron a utilizar el circuito ordenadamente. Y vaya, vaya… se vieron muy buenos trucos y mejores intenciones. Desde aquí me gustaría resaltar a dos personas: Primero a un guaje de diez años llamado Gorka que al paso que va puede acabar hecho todo un Shaun White. Ya nos gustaría a muchos haber empezado a pasar cajones de 5050 con su soltura y a su edad! Segundo a un freeskier que, joder, menudas talegadas que se metía. Increíble. Eso son ganas y lo demás tonterías.

Y bueno, después de casi hora y media de sesión el circuito estaba cada vez más helado, pero a los riders como que les daba igual. Sin embargo había que terminar y hacer la entrega de premios (unas medallas WSS de lo más pintonas). Según el criterio de los jueces se decidió entregar las dos plazas para la final de la WSS en Vallnord con los gastos pagados a dos riders amateurs, en vez de a un invitado y a otro amateur como estaba pensado. Y es que la WSS tiene una filosofía muy amateur, y encima después de lo que ocurrió, con el “engorile” que hubo… pues como que se lo merecían. Al grano, los dos ganadores fueron Oscar Saenz de Pamplona y Alex Martín Ocio de Asturies. Enhorabuena a los dos!

Acto seguido vino la segunda Night Session, esta vez en un circuito compuesto de también dos líneas. La primera con patatas bravas, tortilla, Asturias Fried Chicken y embutidos de la tierra, y la segunda –paralela a la otra- compuesta por cerveza, vino, sangría y demás… Nosotros el año que viene repetimos…Larga vida a la Nitro Night Session!

Leave A Response »