As&iacute­ fue la apertura de Valgrande-Pajares

Y al fin llego la nieve, el viernes día nueve al fin pudimos ver que la previsiones empezaban a acertar y comenzaba a nevar en nuestras estaciones.

Mi habituales compañeros de andanzas estaban dispersos por media España, Rubén González en la Cerdaña esperando a que alguno de esos buenos parques empiecen a tomar forma, Gustavo Cordero de camino a Madrid y Jonathan Iglesias “enzulado” en su casa de Felechosa esperando a que cayeran lo primeros copos. Así que el sábado junto con parte de la “White Russians crew”( Fito y Moro) me puse de camino a la estación de Valgrande- Pajares, cuando llegamos a la base del puerto la Guardia Civil nos indicó que eran obligatorias las cadenas para transitar la parte alta del puerto. No se lo que pensarían cuando en nuestras caras se puso una sonrisa de lao a lao en vez de pensar en lo mal que estaría la carretera….

 


Foto: Fabita

Llegamos hasta el pueblo de Pajares donde nos reunimos con el resto de la peña (Andrés y Héctor) en la casa que esta gente tiene allí. Ante lo cerrado que estaba el día en la estación decidimos pegarnos una sesión en la parte de atrás de la casa, pusimos un tronco en el suelo y allí pasamos la tarde haciendo el tonto, como el día empeoraba y no dejaba de nevar, nos metimos en casa a comer y a esperar.
Para el día siguiente la precisiones no eran buenas, no obstante por la mañana nos levantamos y no nos lo podíamos creer estaba despejado. Nos pusimos rumbo a la estación sin saber si abriría o no. Cuando nos íbamos acercando vimos como el remonte de La Hoya y la silla de dos que sube al Valle estaban funcionado, estábamos exultantes de alegría. Yo me puse las botas y no me pude resistir a pegarme la primera pateada de la temporada por la zona del telesilla de le patines donde el viento había acumulado medio metrillo de nieve fresca. Cuando llegué arriba estaba nervioso me puse las “fijatas” me pensé por donde me tiraba y venga pa abajo. Ya se me había olvidado la sensación de pegarte unos giros de nieve polvo y creo que también se me había olvidado que hay que ir concentrado en mirar le camino por el que bajas…al cuarto giro pille un cambio de rasante y salí de front slip, menos mal que había bastante nieve. Mi gorro y mis gafas salieron disparadas a unos metros de mi, pero en mi cara dibujaba una sonrisa cual niño con zapatos nuevos. Me puse las gafas y el gorro y me reuní con el resto de “White Russian”s en la silla de cuatro que acababa de abrir. La sensación de estar otro año mas el primer día de temporada con tus colegas subiendo en la silla es indescriptible, bueno vosotros lo sabréis bien.


Foto: Fabita

Así paso el día subiendo y bajando si colas y con muy poca gente en pistas ya que como los mismos operarios de la estación nos comentaban casi ni ellos mismos esperaba poder abrir la estación el domingo, pero a ultima hora del sábado las nevadas se intensificaron y dos horas después entro un claro que les permitió acondicionar las pistas para que el domingo estuviera todo a punto.
Después de todo esto aun tuvimos fuerzas para ir a darle a una barandilla de madera de uno ocho metros que hay al lado de la estación. El “engorile” fue grande y allí estuvimos casi dos horas dándole y disfrutando a fondo de nuestro primer día de temporada. Cuando abandonamos la estación eran casi a las seis y media de la tarde pudimos presenciar una puesta de sol que te hace darte cuenta de porque te gusta tanto hacer snow y estar en la montaña.


Foto: Fabita

En resumidas cuentas un primer día perfecto de temporada que todos nos lo pasamos de lujo. Desde aquí felicitar a la gente de la estación de Valgrande- Pajares por el trabajo realizado a contrarreloj para que todos pudiéramos disfrutar de este primer día de temporada que nadie se esperaba.

Written by

Escribimos noticias de nieve desde 1997. Somos pioneros en los deportes de deslizamiento dentro de internet. Si quieres ayudarnos como colaborador, ¡¡escríbenos!!

No comments

LEAVE A COMMENT