Aspen: De la búsqueda del oro al esqu&iacute­

Hasta 1879 muy pocos hombres, aparte de los indios Ute, habían alcanzado el valle del río Blanco y las zonas próximas a donde hoy se encuentra Aspen.

Sólo algunos cazadores aislados y alguna partida de ´cazadores de indios` se habían acercado a estas tierras altas de las que ni siquiera existían mapas. En 1879, ya terminada la guerra civil norteamericana, fue cuando los primeros prospectores traspasaron el paso de Hunter´s, posteriormente conocido como Independence Pass desde la ciudad minera de Leadville, siguiendo el cauce del río que los Utes llamaban Trueno y que nace cerca de este puerto a casi 4.000 metros de altitud.

Aspen y las pistas de la ladera que dan a la ciudad.
FOTO:Paul Morrison

Hoy en día, Independence Pass no es un camino muy transitado, tan sólo una carretera de montaña que permanece cerrada desde octubre a junio, la cómoda autopista que hoy llega a Aspen desde Denver, es menos directa pero evita las zonas más duras siguiendo el camino de la vía del ferrocarril construido en 1887.

Los primeros mineros se establecieron en el lugar actual, primero temporalmente; los campamentos de verano se levantaban ante la imposibilidad de abastecerse durante el duro invierno. En el de 1879-80 una docena de mineros permanecieron todo el año con sus tiendas, dando lugar al primer establecimiento fijo y origen de la aldea que entonces se llamó Ute, como los indios que habitaban la zona y que dan nombre al relativamente cercano estado de Utah.

[youtube id=6w_-SGmzqms]

Con el tiempo, las minas y las prospecciones crecieron hasta formar un verdadero pueblo que pasó a llamarse Aspen, por la abundancia de un árbol de hoja caduca, muy parecido al abedul pero con pocas ramas, que puebla las laderas junto con los pinos. Hoy, la hoja del aspen es el logotipo de la ciudad y sus centros invernales.

En 1881, Aspen contaba con 2.000 vecinos y prosperaba, las minas producían oro, plata, cobre, galena y plomo. Las compañías mineras adquirían tierras y el dinero llegaba a Aspen. Los servicios y los comercios abastecían a una población creciente cada vez más acomodada. La incomunicación había casi desaparecido: el telégrafo en 1882, la carretera en el 84, la energía eléctrica en el 85 y el tren en el 87, hicieron que Aspen dejase de ser una colonia sólo de mineros para convertirse en una pequeña ciudad con un buen nivel de vida y cerca de 10.000 almas hacia 1890.


Jordi Simó en Aspen Snowmass el 8 de enero de 2008
FOTO: E. Ribas

Aunque el deporte del esquí todavía estaba lejos de hacer su aparición, hay que mencionar que, entre los primeros mineros de final de XIX, algunos de origen nórdico comenzaron a usar los “zapatos noruegos” que eran largos y rudimentarios esquís de cerca de 4 metros que se acompañaban con un largo bastón para impulsarse y equilibrarse. Este sistema, junto a las raquetas ya usadas por los indios, eran la única forma de poder desplazarse en las profundas nieves de Aspen.

Cabina Góndola que parte del centro de la ciudad
FOTO: David Marlow

Pero no todo fue prosperidad en la joven Aspen, en la última década del XIX comenzó lo que sería la depresión minera, los metales se acababan y cada vez era menos rentable su explotación. La crisis aunque más amortiguada que en otras ciudades llegó a Aspen, muchos mineros tuvieron que emigrar y la población decreció hasta los 5.000 habitantes en 1893. Otros problemas consecuencia de la civilización fue la deforestación, la erosión de la laderas, la contaminación de los ríos y los grandes incendios forestales en un territorio que nunca había sufrido la agresividad y la codicia del hombre blanco.

Introducción
Una ciudad ilustrada
El esquí moderno en Aspen
Pistas y fuera de pista
Algúnos consejos
Ortega y Gasset, Aspen y la herencia española
Cuándo, cómo y dónde

Post Tags
Share Post
Written by

Escribimos noticias de nieve desde 1997. Somos pioneros en los deportes de deslizamiento dentro de internet. Si quieres ayudarnos como colaborador, ¡¡escríbenos!!

No comments

LEAVE A COMMENT