Entrevista a Pol Carreras

Apurando los días de descanso, de merecido descanso, así se encuentra Pol Carreras, en espera del nuevo inicio de la próxima temporada, programado para el 10 de mayo. No ha sido ésta una temporada fácil para el joven esquiador de Atomic. No es fácil cambiar de equipo, de hábitos y de asumir nuevas responsabilidades, pero, como reconoce el propio esquiador: "no podía dejar escapar una oportunidad como ésta, un proyecto a largo plazo".

Ha sido una temporada de altibajos, que Pol ha finalizado de manera sensacional, con cuatro medallas en los Campeonatos de España, donde sobresale el oro del eslálom. Dentro de la disciplina de la formación Steffen-S1 se siente cómodo, se encuentra respetado "aunque yo soy una persona que dice las cosas muy directas cuando no me gustan, y los equipos anteriores muchas veces no me lo aceptaban".

¿Qué balance haces de la temporada?
Viendo cómo fue la pretemporada y los objetivos que nos marcamos, el balance puede parecer negativo. Pero, hay muchos motivos para estar contento y ser positivo de cara al futuro. Los puntos FIS no han llegado como queríamos, pero he conseguido o aprendido cosas más importantes que en un futuro me pueden hacer falta. Balance: positivo.

Hacemos un poco de repaso. Empezaste este invierno con un nuevo equipo, el suizo Steffen-S1. Para aquellos que no lo sepan, ¿nos podrías decir cómo surgió esta posibilidad?
Efectivamente, éste ha sido el primer año con mi equipo Steffen-S1. Todo empezó hace bastante (casi hace un año y medio), y yo me enteré de todo alrededor de marzo de 2010. Un día me reuní con unos señores en Barcelona. Me explicaron todo el proyecto a cuatro años vista, la estructura del equipo, el programa… Yo les dije que me dejaran un mes para pensármelo, y, sobre todo, acabar la temporada. Estuve hablando con la RFEDI, y posteriormente hablando con mis padres. Decidimos que lo mejor, también el más arriesgado, era ir hacia Suiza. Era un equipo con un proyecto a largo plazo, y no podía dejar escapar una oportunidad como ésta. En ese momento se me pasó por la cabeza que igual me estaba equivocando. Sólo mis amigos me apoyaron y motivaron para ir hacia allí, pero era eso o dejar el esquí.

¿Cómo ha ido esta primera experiencia? ¿Qué es lo que más destacarías?
Ha sido una experiencia increíble, por todo en general. He ido de casa para ir a vivir a un país completamente diferente como es Suiza, y, como dicen, salir de debajo del brazo de los padres no es siempre fácil. Pero, realmente estoy muy contento. El equipo me ha dado todo su apoyo, y me ha demostrado que realmente confían en mí, sobre todo en los momentos difíciles, cuando los resultados no llegaban. Hacía muchos años que no tenía un equipo detrás que me diera tanto apoyo. Lo que más destaca es la seguridad de futuro que me da este equipo. Yo sé perfectamente que el trabajo tendrá una continuidad de varios años. En enero ya sabía cuando empezaríamos la nueva temporada. Todo ello crea tranquilidad.

Al principio, ¿te costó un poco adaptarte?
Bueno, al principio todo fue rodado, pero sobre todo me costó la época de octubre a noviembre, cuando se me hacía pesado estar mes y medio fuera de casa. Pero, todo es acostumbrarse.

A nivel deportivo los resultados más destacados se han producido al final de la temporada, ¿a qué lo atribuyes?
A raíz de los problemas que tuvimos los meses de octubre a noviembre, donde las condiciones no fueron buenas por culpa del mal tiempo. Las primeras carreras fueron fatal, y cogí malas sensaciones y desconfianza. Hasta principios de enero todo fue fatal. En enero hicimos una parada. Entrenamos con tranquilidad. Poco a poco, gracias a mi skiman ya mis padres, pude sacar adelante. Todo empezó a salir mejor. También tengo que decir que me ha sorprendido el nivel de las carreras en Suiza. Para mí, las carreras de Suiza no tienen nada que ver con las de Francia e Italia. La dificultad es enorme, en 1.70 segundos tienes a 30 corredores. No te puedes despistar!

¿Has alcanzado los objetivos deportivos que te habías marcado?
A nivel de puntos, sólo lo he logrado en súper gigante. A nivel de resultados sí, ya que tenía como objetivo ir al Mundial absoluto, y hacer dos medallas en los Campeonatos de España.

Realmente, tu actuación en los Campeonatos de España fue bastante regular y correcta. ¿Tenías muchas ganas de hacerlo bien?
Era un objetivo, tanto a nivel profesional como personal, una forma de demostrarme a mí mismo que puedo. Conseguí ser muy regular, y gracias a ello conseguí tres medallas. El único que podría haber mejorado el resultado del gigante, ya que tenía opciones reales de conseguir el oro, pero no voy esquiar del todo bien y se lo llevó Ferran Terra, que también se lo merecía.

¿Crees, pues, que has alcanzado los retos que te habías marcado?
El reto era claro, ir a los Mundiales, aunque me hubiera gustado participar en todas las disciplinas, ya que me considero polivalente y no un especialista en eslálom, como dice todo el mundo. La RFEDI no lo aprobó. Pero, el objetivo lo conseguí. Y la experiencia de vivir los Mundiales fue inolvidable. Me dio motivación para seguir luchando.

¿Qué cambios has notado más con la nueva estructura con la que trabajas?
La tranquilidad. Trabajamos como una familia. Yo puedo hablar de tú a tú con el entrenador y mis jefes. Puedo opinar de todo, entrenamientos, carreras, material …, y me siento realmente escuchado y valorado. Yo soy una persona que dice las cosas muy directas cuando no me gustan, y los equipos anteriores muchas veces no me lo aceptaban.

Una vez finalizada la temporada, ¿cuáles son los planes que tienes para los próximos meses?
Ahora estoy descansando y estudiando en casa. El día 9 de mayo ya vamos hacia Suiza para comenzar la pretemporada, y el 16 ya nos calzamos los esquís. Este año hemos tenido un cambio de programa. Hemos decidido no ir a Nueva Zelanda, ya que en Europa se puede trabajar igual de bien.

¿Cuándo empiezas la nueva temporada? ¿Cómo lo haces? Cuéntanos un poco la preparación, la elección de los esquís?
La empiezo el 10 de mayo. Empezamos con una parte muy importante de físico, combinado con esquí. La parte de esquí es esqui muy básica, y trabajamos puntos muy elementales de la técnica, para más tarde aplicar a los palos. La pretemporada comienza con mucho físico y esquí, y poco a poco el esquí cobra más importancia y el físico se va reduciendo. En cuanto a la elección de los esquís tenemos a nuestro skiman, Miguel Oviedo, que está muy cualificado. Él se encargará de elegir todos los esquís, junto con Atomic, para posteriormente prepararlos para empezar a esquiar.

¿Cuáles son los objetivos para la próxima temporada, la Copa de Europa?
La próxima temporada mi objetivo es dar un salto de calidad. Creo que ha llegado el momento que salga algo significativo. Esta temporada no ha ido como yo quería, pero de cara a la próxima tengo motivos para tener esperanzas e ilusiones que saldrá.

En cuanto a tu estructura, ¿ha habido o habrá algunos cambios la próxima temporada?
Tenemos un pequeño cambio estructural. Hemos añadido un nuevo entrenador que se llama Didier Plaschy. Ganador de varias pruebas de la Copa del Mundo y entrenador de corredores de la talla de Justin Murisier. Él ocupará el puesto de jefe de entrenadores que hasta ahora ocupaba Peter Steffen. Peter se quedará más en la parte organizativa del equipo. Tengo muchas ganas de empezar con el Didier. Me han dicho que es un entrenador muy duro, pero si queremos mejorar tenemos que sufrir. Éste es el camino.

Y, ¿cómo has visto tu compañero de equipo Xavier Salarich?
Pues he visto que no ha tenido la suerte de cara. Ha esquiado todo el año a un nivel altísimo. Todos los entrenamientos estaba muy por delante de mí, incluso la primera carrera que hicimos este verano la ganó y se hizo buenos puntos. Pero, durante todo el año ha tenido muy mala suerte. Cada carrera le pasaba algo, y el 70% de las veces no era culpa suya. Pero ya te digo, está esquiando en un nivel muy bueno, y si tiene paciencia los resultados llegarán.

Por cierto, ¿cómo has visto la Copa del Mundo esta temporada? ¿Qué esquiadores te gustan más o te han sorprendido más?
¡La he visto por la tele! Y he visto un esquiador de los que a mí me gustan: completo, polivalente, constante. Ivica Kostelic ha sido muy superior, y también me ha gustado mucho la superioridad de Ted Ligety en gigante, ganando los primeros cuatro gigantes de la Copa del Mundo, aunque hace tiempo que uno de mis esquiadores preferidos es Aksel Lund Svindal.

Ficha técnica Steffen S-1 team
Director técnico: Peter Steffen
Entrenador: Didier Plaschy
Responsable de todo el material y segundo entrenador: Miguel Oviedo
Esquiadores: Xavier Salarich, Luca John y Pol Carreras

Mejores resultados Pol Carreras 2010-2011
3º en el gigante FIS de Cardrona (Nueva Zelanda)
4º en el eslálom FIS de Cardrona (Nueva Zelanda)
17 en el eslálom FIS de Rhemes Notre Dame (Italia)
12 en el eslálom de Valgrisenche (Italia)
18 en el descenso FIS d’Stoos (Suiza)
3º en el súper gigante de Meribel (Francia)
8º en el descenso de Meribel (Francia)
4º en el súper gigante FIS de Meribel (Francia)
9º en el eslálom FIS de Soldeu-Grandvalira (Andorra)
1º en el gigante del Campeonato de Francia Júnior de Meribel (Francia)
1º en el súper gigante FIS de Sierra Nevada (España)
3º en el súper gigante del Campeonato de España de Sierra Nevada (España)
1º en el eslálom del Campeonato de España de Sierra Nevada (España)
2º en el gigante del Campeonato de España de Sierra Nevada (España)

Share Post
Written by

Escribimos noticias de nieve desde 1997. Somos pioneros en los deportes de deslizamiento dentro de internet. Si quieres ayudarnos como colaborador, ¡¡escríbenos!!

No comments

LEAVE A COMMENT