Fiat Freestyle contest, last lap.

Se acabó. Después de cuatro tremendísimas pruebas entre Vallnord, Port Ainé, La Molina y Sierra Nevada, la organización del circuito cierra con una explosión de sabores afrutados en la boca…

Esta temporada ha dejado un listón muy alto y hay que apostar más fuerte si cabe para la próxima.

La última prueba del circuito estaba prevista para el sábado 7 de abril. El día antes nada hacía presagiar que el parque pudiera estar en condiciones para el contest. Hacía un temporal de los de revival y hacia las siete de la tarde habían caído en menos de dos horas 25 cm de nieve. Los shapers de Fiat fueron a tantear los módulos y los saltos ya casi imperceptibles y ante la imposibilidad de cualquier movimiento decidieron surfearse las pistas. Estaba mal la cosa.   

El sábado la historia dio un giro radical. Hacia las seis de la mañana estaba de nuevo toda la “trupe” en el parque con una predisposición de héroes para shapearlo. Era la última prueba del circuito y nadie ni nada podría estropearlo. Nada más despuntar el sol por detrás de las montañas, todo el team supo que ese era el día. Nadie dijo nada a nadie, pero todo el mundo tuvo la sensación que ese mismo día le darían a Fiat su primer equipo de Freestyle de snowboard y de esquí y ese mismo día alguien se acostaría pensando en su viaje a Nueva Zelanda.

La pre-mañana transcurrió bañada en una amalgama de sensaciones: se intentaba mantener la calma pero el nerviosismo, la excitación y las prisas fueron los reyes del parque hasta que aparecieron los riders y esquiadores.

Un parque perfecto, por cierto, recién espolvoreado y con unos módulos de lo más apetecibles. Esa fue la culminación de toda aquella bullície matutina preocupada por que todo quedara inmejorable. Ahí todos trabajaron, hasta el cámara le estaba dando a la pala.

El circuito constaba de un slope-style de lo más variopinto: un kicker de doce metros abría la sesión, a su izquierda un cajón en plano bajada y a su derecha una barandilla en plano bajada también. Un poco más abajo, un cajón en gap y otro en forma de ola y cerraba el parque un cajón de un metro por ocho metros de largo.

Finalmente llegó la hora de las inscripciones. Esa hora en la que todos están pendientes del gentío que viene a participar y que determina el día tanto como la nieve. En total unos 50 participantes que se distribuyeron en tres categorías: esquí, snow y snow femenino.

Por supuesto, una vez más, no faltaron el séquito de riders y esquiadores que hasta ahora habían escoltado el circuito y que le han dado la textura que tiene. Josep Gil, los hermanos Albadalejo, Paco Benguerel, Leo Tarrat, Javi Vega, Santi Gámen, Dídac Corvo, Cristian Ordóñez y muchos otros igualmente dignos de mención. En esta ocasión también pudimos disfrutar del savoir faire de dos freestylers en potencia: sobre los esquís, Loren, local de Sierra Nevada y en la tabla, Fer Natalucci, argentino asentado en Sierra Nevada.
¿Y los trucos? Pues de los que te dejan sentado: un 360 mute de Josep Gil, un switch 720  Mute de Benguerel o un 270 in en el cajón en gap de Noah. En snowboard se vieron indies, un cork 5, pero el que se llevó la palma fue el cork 7 de Fer. Nada nada mal.  

Después de tres rondas clasificatorias en las que los participantes le pudieron dar a los módulos sin problemas y demostrar sus dotes sobre la y las tablas, el circuito llegó a su clímax: los jueces, por unanimidad, volvieron a dar su visto bueno al jibbing de Paco Benguerel en esquí y se estrenaron con Fer Natalucci, quien impresionó por su estilazo en snowboard.

Las clasificaciones finales quedan todavía por determinar, aunque ganador absoluto de las 4 pruebas que es el mismo que se lleva el viaje a Nueva Zelanda solo hay uno, y ese es Paco Benguerel.

Con motivo del cierre de temporada y del circuito, la organización está preparando una fiesta en la que se premiará la participación y la fidelidad de los competidores y en la que se entregarán los premios a los ganadores. En la fiesta también se desvelará el nombre de los nuevos miembros del equipo Fiat Freestyle. En breve sabremos cuándo y dónde se celebrará, aunque también podéis mirar la página web www.fiatfreestylezona.com.  Os recomendamos que no os la perdáis, será la última party de la temporada y estará muy pintona.
  
Como habréis podido comprobar a través de todas las pruebas del circuito, el éxito ha acompañado en todo momento este proyecto, no sólo por la cantidad de participantes o de espectadores, ni siquiera por el tiempo, que siempre ha estado de su lado, sino que, el éxito ha estado avalado en todo momento por la fidelidad y las esperanzas que ha demostrado todo el mundo por igual. Y por ello Fiat os quiere dar las gracias. A Port Ainé, a Vallnord, La Molina y Sierra Nevada, al Team Vallnord, a todos los riders, a la organización, a los shapers, al fotógrafo venido a shaper ocasional y a todos los medios que han seguido el circuito día a día. Mil gracias.

Esto no es un adiós, es sólo un hasta luego, así que la organización os espera la próxima temporada para que aportéis vuestras ilusiones para este proyecto común: el freestyle en estado puro.

Hasta muy pronto.

Post Tags
Share Post
Written by

Escribimos noticias de nieve desde 1997. Somos pioneros en los deportes de deslizamiento dentro de internet. Si quieres ayudarnos como colaborador, ¡¡escríbenos!!

No comments

LEAVE A COMMENT