La seguridad en pistas

Un equipo de 60 pisteros trabaja diariamente de manera coordinada en Grandvalira para garantizar la seguridad de todos los esquiadores y snowboarders.

Revisar diariamente la señalización y el trazado de las pistas para garantizar la apertura del dominio. Controlar el estado de la nieve, provocar pequeños aludes controlados y estar atentos a la meteorología. Atender a los heridos y evitar accidentes, entre otros, son algunas de las medidas de control de seguridad en las que concentra los esfuerzos Grandvalira con el fin que, en el momento de apertura, los esquiadores puedan disfrutar de la nieve sin ningún tipo de riesgo.

La seguridad es una de las prioridades de Grandvalira y, por este motivo, el dominio dispone de un equipo de 60 pisteros con formación específica que garantizan de manera coordinada la seguridad de todos los esquiadores y snowboarders.

El equipo de pisteros socorristas lo conforman técnicos de diferentes perfiles. Uno de ellos, los pisteros artificieros de aludes, son los encargados de provocar pequeños aludes controlados antes de que el dominio abra las puertas al público si es necesario. En muchas ocasiones el alud se provoca manualmente, llegando a la zona con maquinas pisanieves o helicóptero. Pero a veces, el riesgo es tan alto que es necesaria la utilización de cañones Gazex para provocar una pequeña explosión con una mezcla de propano y oxígeno, facilitando los lanzamientos a distancia.

Grandvalira también dispone de un equipo de pisteros especializados que tiene como misión controlar cada mañana los parámetros relativos a la meteorología y al estado de la nieve, los pisteros nivometeorológicos. Para llevar a cabo esta tarea, el dominio tiene 3 estaciones meteorológicas propias. Una de ellas se encuentra en el Pla d’Espiolets, a 2.250 m. de altitud, la segunda recoge datos en Grandvalira-Grau Roig y la tercera situada en la cota baja de Grandvalira-Pas de la Casa. Con la información de estos parámetros se puede predecir de manera muy precisa la evolución de la nieve durante toda la jornada de esquí.

Este grupo de profesionales, repartidos por varias pistas del dominio, trabajan para garantizar la seguridad de todos los usuarios en todo momento. Los pisteros comprueban diariamente el estado de los descensos, señalizan y delimitan las pistas con balizas para prevenir posibles accidentes con el objetivo de que los usuarios puedan orientarse, saber el nombre y la dificultad de las pistas y la distancia que falta para llegar al final, mediante un número decreciente marcado en cada baliza. También se indican cada día los posibles riesgos como las placas de hielo o las acumulaciones de nieve.

Grandvalira dispone de técnicos de mantenimiento de los remontadores y de pisteros socorristas preparados para actuar frente a cualquier situación, atención médica o rescate. Para evacuaciones de urgencia, el dominio dispone de un helicóptero preparado para actuar. Orientar a los esquiadores, realizar tareas de acogida y atender a los visitantes del dominio ante cualquier situación que lo requiera. Los pisteros son el equipo de seguridad en pistas.

Más info: www.grandvalira.com

Written by

Escribimos noticias de nieve desde 1997. Somos pioneros en los deportes de deslizamiento dentro de internet. Si quieres ayudarnos como colaborador, ¡¡escríbenos!!

No comments

LEAVE A COMMENT