Sobre la historia de Cerler

Antes de que hubiera remontes en la estación de Cerler, en el valle de Benasque no existía siquiera carretera de acceso. Han pasado ya muchos años y pocas personas quedan para recordárnoslo. Una de ellas es María Güerri Castán, una local muy involucrada con los indicios de la estación, que a sus casi cien años acudía este fin de semana a las instalaciones para hacer una visita.


 

María Güerri Castán en su visita a la estación

En los años 60, cuando se comenzaba a barajar la posibilidad de crear una estación de esquí en Cerler, no había una carretera que diera acceso a la población. María, de casa Casalero, acogió durante varios años a los primeros técnicos e inversores interesados en crear una estación de esquí en Cerler. Éstos, subían caminando de Benasque a Cerler y se hospedaban en casa de María, para así poder coger datos sobre el terreno al día siguiente y valorar la viabilidad de la estación.


María con sus esquís en el año 1931

María ya era aficionada al esquí antes de que existieran remontes en Cerler.
Amante de la montaña, ayudaba a su familia acompañando al ganado. El pasado sábado María subió a Basibé, donde se asombró de la gran evolución de la estación y recordó con nostalgia las buenas relaciones entre los ganaderos de los valles de Benasque y Castanesa mientras disfrutaba de las vistas que hay de ambos valles desde la pista Basibé.

Written by

Escribimos noticias de nieve desde 1997. Somos pioneros en los deportes de deslizamiento dentro de internet. Si quieres ayudarnos como colaborador, ¡¡escríbenos!!

No comments

LEAVE A COMMENT